Nueva Amazon Kindle Oasis

Amazon Kindle Oasis

Amazon, después de algunos gestos de la competencia que también tuve la oportunidad de probar, vuelve a la carga con sus lectores de libros electrónicos. Ha mejorado el buque insignia de los Kindle, el Oasis, agrandando su pantalla y dotándole de resistencia al agua. Informamos de ello hace escasos días.

 

Y ahora, Amazon nos ha dado la oportunidad de probar este nuevo Kindle Oasis. Como usuario frecuente que soy de un Kindle Paperwhite me invaden varias preguntas, así que miremos a fondo el nuevo Kindle Oasis y veamos si vale la pena frente a otros lectores de la competencia o incluso de otros modelos Kindle.

 

El nuevo Oasis está construido en un acabado de aluminio que, sin ninguna duda, le da un aspecto de producto “premium” frente al plástico del Kindle Paperwhite. Es algo más grande, y la pulgada de más de su pantalla se nota muchísimo.

 

El lector tiene menos marcos, pero su lateral más grueso hace que cogerlo con una mano sea incluso más cómodo que el Paperwhite. En cuanto a la diferencia de peso de unos pocos gramos, no vale la pena mencionarla. No se nota y convence más esa comodidad de agarre con una mano que no si hay más o menos gramos de peso.

 

Seguimos teniendo los clásicos botones para desbloquear/bloquear el Kindle y el puerto Micro-USB de carga (podrían haber puesto un USB-C por aquello de evolucionar, pero tampoco es nada grave). En el Oasis, además, tenemos dos botones en la parte lateral gruesa que nos permiten avanzar o retroceder entre las páginas de un libro. No sirven para desplazarnos verticalmente en otras secciones como la tienda de libros, en ese caso tenemos que desplazarnos usando el dedo como hacemos con los smartphones.

 

Un ligero inconveniente para los más exigentes es que, debido a su asimetría, el Oasis queda inclinado en la mesa y “baila” cuando queremos presionar los botones. No lo considero nada demasiado grave ya que casi siempre vemos a utilizarlo en nuestras manos y no reposando en una mesa.

 

Punto muy bueno para esos botones: su funcionalidad se adapta dependiendo de si agarras el Kindle Oasis con la mano derecha o con la izquierda. El terminal es asimétrico con esa “barbilla” gruesa del lateral, pero Amazon ha tenido la bondad de añadir unos acelerómetros que hacen que la interfaz cambie si eres zurdo.

 

En cuanto a esa pulgada de más de la pantalla, da más beneficios que inconvenientes. Seguimos pudiendo comparar las dimensiones del Kindle Oasis con las de un libro de bolsillo, que además puede cogerse con una sola mano. Y la mayor cantidad de texto en pantalla hace que tengamos que girar de pagina menos veces, lo que a su vez ahorramos algo más de batería. Una batería que, por cierto, no vale la pena ni medir. Dura “semanas” y no es nada exagerado, la pantalla de tinta electrónica hace que cargar el Kindle Oasis no se haga demasiado a menudo.

 

Hemos tenido también la oportunidad de probar una de las fundas oficiales del Kindle Oasis. Se colocan mediante imanes, de un modo que recuerda mucho a las Smart Cover/Smart Case de los iPad, y cubren la parte más fina del lector para nivelar el grosor en todas partes.

 

La textura de la funda de tela, que es la que hemos probado, es agradable. Y colocándola nos añade la comodidad de poder leer cosas con el Oasis apoyado por sí solo (la funda se dobla por detrás para ofrecer un punto de apoto), pero sacrificamos ese cómodo agarre de una mano y unas dimensiones ideales.

 

Además, la textura tiene toda la pinta de ir oscureciéndose con el uso y en las zonas donde lo agarremos con nuestras manos. Si planteamos tener esta funda, lo mejor es mentalizarse de que puede presentar cambios de color.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *